-Cierra los ojos, ¿QUÉ VES?

Estoy empapada, está lloviendo, estamos corriendo, nos hemos dejado el paraguas, pero debajo de las luces, nos fumamos ese último cigarillo.

Mis lágrimas resbalan hasta mi mejilla, mi respiración está frenética, no se donde voy, ni quiero saberlo.

Que guapo esta, con esa sonrisa timida entre la oscuridad, el césped esta humedo, su abrigo nos protege.

Quiero esconderme, estoy asustada, creo que aquí no me van a encontrar.

Veo un campo, un campo verde, mis pies desnudos pisando el barro, que sonrisa se me dibuja… Ahora, abro los brazos y empiezo a volar como si pájaro fuera.

Le doy fuego y lo enciende entre sus labios, nuestros ojos enrojecidos se miran, vamos colocados.

Paseando sin rumbo, por caminos perdidos, de repente, encontramos una puerta, esa puerta nos lleva a un lugar mágico y solo… Nos dejamos llevar, sintiendo nuestros pies corriendo.

Mis orejas se llenan de tu voz cantando, mis pulmones se vacían de humo, las estrellas nos estan escuchando.

De mis labios sale una carcajada, he tropezado, ella está siendo arrastrada por Eros, que risas entre lambrusco.

-Abre los ojos, ¿Qué has visto?

-De la oscuridad han salido olores, mis sentidos se han empezado a activar, en un segundo, estaba en otro sitio, ha sido… Como teletransportarme, teletransportarme en mis recuerdos.